I'm just gone straigh

Me despierto como quien oye una respiración obscena. Es que amanece. Liberado de las exaltaciones de esta noche, de sus fantasmas en 'blue jeans'. Volvío, distrayendo el temor y agrediendo, deseosa. Soñabas, con júbilo, sin distancia. Y recordabas, recordando haber pasado futuros, presentes sentimientos, y recordabas.
Y el ansia de llorar y el roce de la sábana, el lujo de la impaciencia y el don de la elegía, y el don de disciplina aplicada al ensueño, mi fe en la gran historia..
Ya nada temo más que mis cuidados, cuidados equivocamente respetados frente a los demás.
Dijiste: 'No es el mío, este tiempo, no leere, no sufriré, no escribiré, no pagaré cuentas, y no viviré como un noble arruinado entre las ruinas de mi inteligencia'. Rendición, tentación, acción, aflicción, celeste inexperiencia. Yo tomé diferentes caminos, enfrentados, yo, ineficiente, pero tibiamente viene, la concepción de que demasiado ruido ennegrece la verdad de saber qué es el total, que seré capaz de hacer, qué seremos capaces.


About this entry